• marzo

    2

    2019
  • 81
  • 0
Diferencias entre la tarima flotante y el parquet

Diferencias entre la tarima flotante y el parquet

La tarima flotante y el parquet son dos revestimientos de suelo que se pueden agregar al hacer una reforma. Los mismos están hechos de madera, cuyo acabado dependerá de la que se haya elegido. Cada uno de ellos tiene sus propias características, las cuales pueden ser bastante variables entre sí. Aprender las diferencias entre un material y otro ayudara a no arrepentirse a la hora de hacer cualquier instalación.

Las diferencias entre la tarima flotante y el parquet varían según su diseño, forma de instalación y mantenimiento. También hay otros elementos como sus precios o la resistencia, también deben de ser previstos antes de tomar cualquier decisión. Lo importante es que ambos materiales tienen sus puntos a favor y en contra, por ello ninguno es completamente malo o bueno.

Diseño y acabado

Los diseños y acabados que se pueden obtener de ambos materiales son bastante diferentes. En este sentido muchas veces es preferido el parquet, debido a su acabado final. Cuando se usa madera de calidad para su realización se  consigue un terminado profesional casi impecable. Además otras de sus ventajas es que se pueden crear distintos diseños durante su instalación que serán notorios.

Por otra parte, actualmente la tarima flotante posee una gran variedad de decoraciones. Las mismas pueden llegar a imitar otros materiales sin que esto se note a simple vista. Incluso existen modelos que logran un efecto muy refinado en lugar donde se coloque.

Diferente instalación y costos

La tarima flotante y el parquet tienen instalaciones muy diferentes entre ellos. Por esta razón deben de analizarse claramente a la hora de hacer cualquier reforma o construcción. Con el primer material es un proceso más sencillo, la madera va montada sobre listones que están adheridos al forjado de la estructura. Precisamente por ello es que tiene su nombre ya que en ningún momento entra en contacto con otros materiales.

Por otra parte la instalación del parquet es un proceso más específico. En este caso la madera, ya sea de pino, jatoba o roble; se adhiere directamente al contrapiso de concreto. De este modo se irán colocando cada una de las piezas, fijándolas a la base y pegándolas entre sí. Es un procedimiento más que requiere mucho más esfuerzo, lo que también implica un mayor costo.

Tantos los materiales como la forma de instalación son bastantes variados entre uno y otro. Por esta razón puede notarse con facilidad la diferencia de precios en ambos procedimientos. De este modo la tarima flotante resulta siendo mucho más accesible que el parquet, debido a que es menos costosa.

Mantenimiento de la tarima flotante y parquet

El mantenimiento de ambos materiales también es bastante distinto. El de la tarima flotante particularmente es muy sencillo, debido a que puede realizarse la limpieza con jabón y agua. Esto quiere decir que no requiere mayores complicaciones y tampoco existe el miedo a dañar el material. Por otro para el parquet es necesario tener productos específicos, entre ellos el barniz, y cumplir con algunos procedimientos particulares.

Finalmente la resistencia de ambos materiales dependerá mucho del mismo, su uso y mantenimiento. Pero por sus características ambos son bastante recomendables. Lo importante es conocer las diferencias entre la tarima flotante o el parquet y a partir de allí meditar sobre cuál es más conveniente.

DEJA TU COMENTARIO

Tu comentario será publicado próximamente.

Cancel reply

CALCULA TU REFORMA

Utiliza nuestro formulario para calcular el importe estimado de tu reforma.

CALCULAR
Últimos Posts
© Copyright 2019 MasQuePintura Fasán by SeoCreativa